Laberinto de pasiones

El blog de zahorin

Hay tantas verdades como personas y circunstancias

Ruta Rambla Salada de Albatera

Publicado el 5 de Noviembre, 2007, 22:22. en Senderismo, rutas GPS.
Comentar | Comentarios (9) | Referencias (0)
Etiquetas:

 

Fecha

Longitud

Tiempo total.

Vel. Med.

Alt. max.

Ascenso
total

03/11/07

19 Km

5 h 36'

3 Km/h

358 m

229 m

 

 

Una nueva ruta realizada con el Grupo Senderista Pasico a Pasico de Orihuela.

 

 

Perfil

Como ya he dicho alguna otra vez el perfil mostrado en el dibujo es engañoso. Es real, pero hay que tener en cuenta que no es proporcional la longitud y la altura, por lo que, suelen parecer de mayor desnivel al real. Por eso hay que tener en cuenta principalmente el ascenso total y la altura máxima que viene en la tabla.

A lo largo del recorrido he perdido varias veces la señal de satélite, pero no importa demasiado porque cuando vuelve a coger la señal añade la distancia desde el último lugar donde la perdió. Aún así la diferencia real es de unos cuantos metros poco significativos a estos efectos con tantos kilómetros.

 

 

Gasolinera del Mos del bou hasta la salida de marcha senderista en la rambla

 El punto de arranque, en automóvil, es desde la gasolinera del Mos del bou, a la salida de Albatera, viniendo desde Alicante. La salida de la autovia A7 es Granja de Rocamora, dirección Albatera, tomamos a la derecha y en el cruce de la carretera nacional giramos a la izquierda, en dirección a Orihuela. Un par de cientos de metros después está la gasolinera citada.

Posición GPS: N38.16556 W0.89356

Desde aquí, salimos con los coches justo al borde de la gasolinera, hasta el punto de inicio de la marcha hay una distancia de 5,4 Km que hemos tardado en realizar 22 minutos, por camino asfaltado.

Posición GPS: N38.20531 W0.91929

 

 

Toda la ruta de la Rambla Salada de Albatera

 

En esta ocasión la ruta la hemos hecho más larga de lo habitual. Normalmente salimos del lugar marcado como “Carteles”, donde también existe una zona llana donde dejar los vehículos.

Uno de los carteles informa:

“Proyecto de restauración ambiental y lucha contra la desertificación en la cuenca del río Segura. Montes gestionados por la Consejería de Medio Ambiente. (Parte II).

Cofinanciado en un 65% por el Fondo de Orientación y Garantía Agrícola (FEOGA – Orientación). Unión Europea.

Inversión: 2.576.093,57 €.

El otro cartel indica:

Inicio del sendero “Camino de la Sal. Canalón Rambla Salada”.

“PR-V-180 Enlace con el sendero de la Algueda”.

Nos han acompañado un nutrido grupo del Centro Excursionista de Almoradí.

 

 

Rambla Salada de Albatera. Zona circular

 Esta zona mostrada es la que no hemos repetido a la vuelta, a cambio de ir por pista y mucho camino asfaltado con paisaje agrícola más bien monótono.

Yo aconsejo volver por la misma rambla. Merece la pena repetirlo y los pies también lo pueden agradecer, además de la vista. No es lo mismo pisar tierra que asfalto.

 

 

Rambla Salada de Albatera. Zona lineal

Esta fotografía muestra la parte más lineal y montañosa de la ruta.

 

Ángel muy contento, al comienzo de la ruta. Posiblemente porque todavía no sabe que va a tener que andar nada menos que 19 Km. :-(

 Ángel es mi hermano, un novato en estas lides, pero dispuesto a demostrar que no le arredran las dificultades.

Esta es una zona más abierta del barranco. Al fondo se observa la original forma de la montaña que creo que llaman “los cuchillos”, aunque a mí me recuerda más la cresta de un reptil como un dinosaurio.

 

 

Saltando los primeros obstáculos

 Aquí ya se ha estrechado el camino y aparecen los primeros obstáculos en forma de agua, estrechamientos, desnivel e irregularidades del suelo, etc. Pero eso representa la “salsa” de esta original ruta.

 

 

En fila india

 

 La angostura del camino, que no tiene nada que ver con el ingrediente de sabor amargo que se utiliza para hacer cócteles, obliga a ir en fila de a uno.

Aquí también se aprecian las sorprendentes formas que llegan a conseguir las rocas.

 

 

Comienzan las dificultades para seguir el camino

 Aquí ya había un compañero de Almoradí al que no le apetecía continuar a la vista de los obstáculos a salvar. Yo le animé a hacerlo, porque la ruta no es para nada difícil, pero después me arrepentí y corregí, diciéndole que hiciera caso de su instinto. Cada uno vemos las cosas de distinta manera. Y nadie está libre de un resbalón tonto que puede hacerte caer y producirte daño. Afortunadamente en los años que llevo nunca ha sucedido nada así en nuestro grupo. Al menos que yo recuerde.

 

 

Geomorfología tortuosa

 Una nueva muestra de la hermosa morfología y paisaje de esta ruta, inesperada por estos lares.


 

Fauces pétreas

La roca parece abrirse a nuestro paso cual bocaza gigantesca dispuesta a engullirnos, después de triturarnos como en molino de piedra

.

 

Pozas y estrechos

 El agua está omnipresente a lo largo de toda al ruta, al menos en esta época que suele haber llovido previamente.

Continúan las pequeñas dificultades que hacen más interesante el camino y las estrecheces de las paredes.

 

 

Escalando el barranco

 Hay algunos puntos, como éste, en los que hay que usar las manos para agarrarnos y realizar pequeñas escalas para salvar desniveles entre 2 y 10 metros, pero que se hace con facilidad. Incluso si alguien no está muy ágil, basta con una pequeña ayuda para salga airosa del desafío.

 

 

Cruzando la sal y la sangre

 Esta es la zona de mayor concentración de sal que da nombre a la rambla.

En el suelo la sal forma figuras y formas singulares.

El agua, a su paso, cobra un tinte rojizo casi sanguinolento, aunque pensándolo bien me recuerda mejor al vino tinto o clarete. Quizás sea porque ya llevábamos más de 2 horas de recorrido y estaba cerca el momento de reponer fuerzas tomando alimento.

 

 

Descanso y subida

 Este lugar es uno de los más singulares de la ruta. Es una gran masa rocosa cual veta de piedra negra veteada en blanco utilizada en construcción y decoración, de mayor densidad que las demás zonas rocosas de la rambla.

El agua ha ido arrancado fragmentos rocosos que se pueden ver a lo largo de la rambla abajo.

Se puede observar una clara división en el grupo provocada por la preferencia de la sombra y la solana.

 

 

Buscando el Sol

 Aquí están los que han preferido el calor del Sol para descansar y tomar el almuerzo que se ven en lo alto de la fotografía anterior.

 

 

Oasis en el desierto

 La estampa me recuerda el título que le he puesto. Desde luego no es tal oasis, pero es la impresión que da la fotografía, con la ayuda del semblante sosegado de Miguel y Óscar, que parecen encontrarse muy a gusto.

Desde luego esa cantidad de verde concentrada en ese espacio es bastante excepcional en esa zona.

 

 

Santos en la rambla

 Aquí estoy junto a otra pequeña singularidad de formación pétrea oscura.

 

 

De vuelta por el barranco

 Esta es la zona donde almorzamos vista desde arriba a la vuelta.

 

 

Salida de la rambla

Aquí ya salimos de la rambla salada , que se ve a la derecha de la imagen. Es el único lugar en el que hay que salvar un desnivel prolongado, aunque muy llevadero.

 

 

Los cuchillos o cresta

 Ya de vuelta por un camino de tierra. Podemos ver los cuchillos o cresta de la que hablé en una fotografía anterior tomada desde el otro lado.

 

 

Puente del trasvase para acercarnos más con el coche a Rambla Salada

 Como ya he dicho antes, normalmente subimos por aquí, con los coches, acercándonos más a la rambla y haciendo más corta esta ruta.