Laberinto de pasiones

El blog de zahorin

Hay tantas verdades como personas y circunstancias

30 de Septiembre, 2007


Portmán – faro cabo Palos

Publicado el 30 de Septiembre, 2007, 23:19. en Senderismo, rutas GPS.
Comentar | Comentarios (4) | Referencias (0)
Etiquetas:

Fecha

Longitud

Tiempo mov.

Vel. Med. movimiento

Tiempo
 total

Alt. max.

Ascenso
total

29/09/07

24,00 Km

5 h 34'

4,4 Km/h

9h 00m

309 m

1001 m

 

Estamos en el entorno del parque natural de Calblanque, Cartagena, Comunidad Autónoma de Murcia. Fue declarado espacio protegido en 1987.

Empezamos en una rotonda de la Nacional 345, cerca de la "Barriada Casas Baratas", después de pasar Portmán, viniendo desde Murcia. En las montañas costeras se pueden ver grandes aerogeneradores de energía eléctrica apuntando hacia el mar. Caminamos en dirección a la playa Lastre, puerto de Portmán y nos desviamos a la izquierda antes de llegar a éste, justo después de un puente de piedra que cruza el barranco.

Es una senda que sube por la derecha del barranco hasta la batería de cañones "Las Cenizas" de cabo Negrete. Esta batería fue construida en el año 1931 sobre otra edificación anterior del siglo XVIII.

 

La ruta completa, hasta el faro tiene 24 KM. Los 700 metros adicionales que muestro en la tabla se deben a paseos alrededor del faro y vuelta al lugar de estacionamiento donde esperaba el autobús. Eran las 19:11 horas.

Como se puede ver, también en la tabla, el ritmo ha sido relativamente bajo, pero éramos muchos, 33 senderistas, y cada uno tiene su cadencia que hay que respetar y más en esta ruta tan larga. Con una simple resta se averigua que el tiempo que hemos estado detenidos es de 3 horas y 25 minutos. En realidad este tiempo de movimiento y detención es el mío, ya que el GPS va conmigo. Hay senderistas que han estado muy poco tiempo detenidos, normalmente los que van retrasados, porque cuando el grueso del grupo espera, mientras descansa, suele ponerse nuevamente en marcha cuando los últimos llegan, con lo que los rezagados apenas disponen de tiempo para descansar. :-(

 

Más información de la ruta en el diario "La Verdad", del que pongo unas palabras: "Estas montañas, desde los tiempos de los fenicios y romanos, fueron explotadas y horadadas hasta sus entrañas. Según Estrabón, 40.000 hombres trabajaban en ellas a la vez sacando plata. Los cabezos de la costa están prácticamente desmontados".

 

Respecto a la vegetación, en esta ruta abunda el pino, jaras, jaguarzos y el palmito, "chamaerops humilis". Nuestro socio más en forma y con mayores conocimientos de botánica, José el biólogo, nos mostró la singularidad de la "Sabina mora", también llamada sabina suave o negra ","Juniperus phoenicea L".

 

 

Perfil de la ruta

La primera subida es la que tiene mayor desnivel de toda la ruta, como se aprecia claramente en la imagen del perfil. Afortunadamente se hace al principio cuando las piernas todavía están frescas y descansadas. Empezamos a las 10:08 horas a 11 metros y terminamos en la batería de cañones con 309 metros a las 11:54 horas.

La otra fuerte subida que hay en la ruta empieza desde 2 metros, cuando son las 14:22 horas y empezamos a desviarnos abandonando los hermosos acantilados y sus calas, de la costa ascendiendo en dirección a la casa roja hasta que la pasamos y estamos a 143 metros a las 15:11 horas. Después de esta casa roja el sendero se divide en dos. Hay que coger el sendero de la derecha hacia la costa.

 

 

Portmán – faro de cabo Palos en Google Earth

En ambas imágenes se aprecia toda la ruta costera. Una mirando desde el mar y otra mirando desde la tierra.

Los puntos azules son fotografías de usuarios particulares que Google ha seleccionado, lo hace cada día, y que se pueden ver seleccionándolas.

Como curiosidad he medido la distancia, en línea recta, entre la salida y el faro y es de 14 Km. Es decir 10 Km menos de la ruta real realizada. Naturalmente eso se debe al zig zag de los senderos utilizados como se observan en las imágenes y que, en tamaño ampliado, este zig zag se acrecienta enormemente.

 

 

 

Mapa de Calblanque

En este mapa se pueden ver las distintas playas, los accidentes geográficos con curvas de nivel coloreadas, (cuanto más oscuro, más alto) y alguna de las poblaciones de Calblanque.

Un entretenimiento interesante es intentar casar la imagen de satélite con este mapa para reconocer los lugares por los que hemos pasado.



Puerto de Portmán

Es un puerto que se ha quedado retrasado de la costa debido a la ingente cantidad de residuos mineros que se arrojaron en la zona.

Si queréis ver otra vista del puerto de Portmán pulsar sobre este enlace.

 


1ª parada en los acantilados

Aquí estamos disfrutando de las magníficas vistas del mar y costa accidentada llena de calas y acantilados. Además sirve de descanso para la dura y agotadora cuesta recién ascendida.

 

Portmán y punto de partida

La foto está tomada desde lo alto de la batería de la Ceniza y se puede ver el pueblo, la playa, parte del puerto y buena porción de la ruta realizada hasta ese momento.

El paisaje es espléndido.

Santos y sobrina sobre el cañón

Es la segunda vez que visito esta batería de las Cenizas y me sigue pareciendo espectacular.

Se dice que los cañones se limpiaban metiéndose dentro un hombre.

Junto con la batería gemela y cercana, al otro lado de Cartagena en el cabo Tiñoso, de Castillitos son las baterías de costa más importantes de España. Están artilladas con dos cañones Vicker y su alcance es de 35.000 mts.

Por encima de la torreta del cañón sobresale la antena giratoria de un vehículo de la Guardia Civil que, junto con otros vehículos y agentes, estaban vigilando la costa.

Parece que nos persigan. La semana pasada también nos los cruzamos cuando estábamos en Torrevieja subidos en la Patera. ¿O somos nosotros los que les perseguimos? ;-)

 

 

Pasico a Pasico en el cañón

La torreta de piedra que se ve detrás de Antonio era el puente de mando de ese cañón.

A pesar del duro esfuerzo realizado en la subida se les ve cara de felicidad a casi todos. Claro que acabamos de descansar y reponer energías e ¡ignoramos lo que nos espera! Jajajajajajaja.

Eustaquio, nuestro amable guía, sí que parece que lo está pensando y Paco está muy sonriente ¿Por qué será? :-)

Catalino es el que está más preparado para partir de inmediato, con la mochila puesta y los bastones a punto para practicar la marcha nórdica. Está hecho un esforzado y juvenil jabato. :-)


 

Santos con Calblanque a sus espaldas

Todas esas montañas costeras que se ven, y alguna más, son las que nos quedaban por recorrer. Otro verdadero desafío para los valientes de Pasico a Pasico.


 

Comida en la cala

Parece que Paco nos esté impartiendo el Sermón de la Montaña.

El lugar elegido para la comida fue estupendo. A la sombra y con escalones naturales para sentarse junto a la brisa y el mar.

A esas alturas ya había carencias de líquidos y sólidos y una vez más se compartieron viandas como buenos samaritanos.

Reanudamos el camino y nos dirigimos hacia la casa roja. No recuerdo el nombre que le dan en una señal cutre de madera que hay cerca de ella.

Cerca de ese lugar fue donde empezamos la ruta circular que hicimos la última vez que vinimos a este lugar. En aquella ocasión usamos coches particulares. Fuimos por el interior de la urbanización del campo de golf hasta Portmán y volvimos por la costa.

Pasamos por la playa Parreño donde habían numerosas cometas volando en la playa, mecidas por la brisa marina.

 

 

Faro a la vista

A estas alturas a casi todos nos flaqueaban las piernas, aunque estábamos dispuestos a afrontar lo que viniera, pero la mayoría pensábamos que, por la distancia, (unos 17 Km en ese momento), ya estábamos al final de la ruta.

¡Nuestro gozo en un pozo! A la vista del faro yo hice un cálculo aproximado de unos 4 ó 5 Km hasta la ansiada meta. Todavía me quedé corto.

Ahora encontramos una zona que me recordaba a paisajes lunares con rocas y polvo oscuros.

Ya hacía mucho rato que se escuchaban en el grupo comentarios de sequedad en los labios, sed, cansancio, etc. Muchas botellas se quedaban absolutamente vacías cuando se bebían las últimas gotas del líquido elemento caldeado que en otros momentos de normalidad encontraríamos asqueroso e iningerible.

José tiene altamente desarrollado su sentido olfativo y de pronto vi como marchaba raudo como si le persiguiera un inspector de Hacienda.

 

 

Chiringuito Jujuy

Pronto supe el motivo de la impaciencia de José. Teníamos un chiringuito playero a tiro de piedra.

¡Qué a gusto cantamos

"El chiringuito,

"el chiringuito"!

Cuando llegué al chiringuito José y Catalino ya iban por su segunda cerveza. ¡Qué bonita estaba tan rubia en esos magníficos vasos de plástico transparentes, con esa espumita tan apetecible. Hummmmm. ¡Qué rica estaba! Hasta la cola me gustaba que no la suelo beber.

Poco a poco fueron llegando el resto de supervivientes y la camarera no daba abasto sirviendo bebidas. Nos tomamos un rato de asueto y nos acomodamos en unos sillones muy originales.

Costó levantarnos de ese lindo lugar, pero no había otro remedio. Pedimos a Eustaquio que llamara al conductor del autobús para que viniera a recogernos, pero contestó que si lo hacíamos sería como un fracaso ¡y eso nunca!

Nos había sentado tan estupendamente el descanso y refrigerio que algunos ya íbamos cantando alegremente en contraste con los lúgubres semblantes de unos minutos antes.

 

En el puerto

Aquí están los tres mosqueteros al frente: Paco, Silvia y Noelia haciendo camino al andar por el puerto de Cabo Palos.

Al otro lado del muelle estaban saliendo los novios e invitados de una iglesia y les gritamos eso de ¡Vivan los novios! ¡Qué se besen!

Como se nota que ya estábamos tan cerca que nuestro humor se había transmutado para bien.

 

Parte del grupo de Pasico bajo el faro

El Sol estaba tras el faro y a mí no se me da bien eso de engañarle, así que la parte izquierda de la fotografía me ha salido "quemada".

 

Mari y Antonio bajo el faro

Ellos ya tienen más de una fotografía en este mismo lugar de hace un par de años que vinimos a pasar unos días a un hotel cercano de La Manga del Mar Menor.

Por las mañanas veníamos paseando a este bello lugar. Al menos me parece más hermoso que La Manga.