Laberinto de pasiones

El blog de zahorin

Hay tantas verdades como personas y circunstancias

27 de Mayo, 2007


Lorca

Publicado el 27 de Mayo, 2007, 8:20. en General.
Comentar | Comentarios (4) | Referencias (0)
Etiquetas:

Llevo un par de fines de semana asistiendo a un curso que se celebra en la ciudad murciana de Lorca.
A pesar de que Lorca no está demasiado lejos de Elche, 120 Km, 1 hora por la autovía; no me gusta demasiado conducir y he encontrado un buen hotel de 4 estrellas donde alojarme: Jardines de Lorca. Me ha salido muy bien de precio con uno de esos talones de fin de semana.
Es curiosa su ubicación. A pesar de estar en una zona residencial, en las afueras no dista más de unos metros de la plaza de toros, la estación del tren y el centro de la ciudad. De alguna manera me recuerda a Alicante en la que el centro histórico está junto a la playa.
Es una ciudad grande, moderna y bien cuidada, dotada de buena parte de edificios nobles con predominio de la arquitectura barroca.
Ayer madrugué y subí andando la cuesta hasta la fortaleza del sol. Como indica su publicidad: Un viaje a la Edad Media. Es un bastión defensivo que domina el paso entre Alicante y Granada. Antigua y última frontera entre el mundo musulmán y cristiano.
Ahora mismo hay una exposición extraordinaria sobre el 750 aniversario de la construcción de la Torre Alfonsina, por parte de Alfonso el Sabio.
Lo que me da un poco de grima es que se esté construyendo un Parador de Turismo justo al lado.
Disponen de un medio de transporte turístico con forma de tren para visitar la ciudad.
La semana que viene espero poder hacer fotografías.

Anecdotario
1. Alrededor de las 7 de la mañana y junto a la plaza de toros me he encontrado un numeroso grupo de hispanoamericanos chaparritos y una furgoneta que entraba y recogía a algunos de ellos. Está claro que estaban a la espera de que algún agricultor, o cualquier otro, les ofrezca trabajo para ese día. Supongo que debe ser dura esa espera, con la consiguiente zozobra. Claro que ellos compararán con la situación en su propio país y, si vienen tanto, será porque para ellos es mejor. Me ha llamado la atención no ver ni un solo moro en ese grupo. Es posible que dispongan de otra ubicación donde "buscar" empleo. Desde luego hay muchos moros en Lorca, como en casi todas las ciudades de la costa mediterránea.
Es sabido que les suelen pagar poco, como también es de notorio conocimiento que los intermediarios suelen pagar cantidades miserables por los productos agrícolas a los campesinos, con lo que muchas veces éstos prefieren que se pierdan las cosechas. Debe causarles mucho sufrimiento comprobar después como los 20 centimos cobrados por Kg se transforman en el mercado o supermercado en 2 € o más el Kg.

2. Cuando estaba cerca de la Fortaleza del Sol hay otra contrucción de una torre a una cota inferior. De pronto descubrí a una mujer mayor con el culo al aire en una postura que parecía indicar que se estaba limpiando el trasero. No quise molestarla y cambié el rumbo.
Me recordó a otro anciano que, en las postrimerías de su vida, acostumbraba a ponerse cerca del camino, pero en su finca, de pie con el culo en pompa, haciendo sus necesidades, aunque estuviera a solo unos pasos de su casa. Era un vecino duro y correoso que a su edad todavía se subía a las palmeras a coger dátiles sin pensarselo mucho. A nosotros nos llamaba chaleteros con cierto tono despectivo o, más bien, de intrusos.

3. Cuando llegué a la Fortaleza estaba la puerta abierta y pude entrar y recorrer casi todo el recinto. Lamentablemente dejé la cámara en casa fiándome de mi nuevo Qtek S200. Mala decisión. Como la batería estaba algo floja la cámara no funcionaba. :-( Es uno de los motivos por los que prefiero las pilas recargables. Siempre llevo encima otras de repuesto que me sirven para distintos aparatos. Ya se que las baterias de litio también se pueden recargar, pero son caras para tener de reemplazo y, sobre todo, no son estándar y por tanto no se pueden, normalmente, usar para distintos aparatos.
Cuando ya estaba saliendo me encontré con el guardia de seguridad y, por la expresión de su rostro detecté que había hecho algo mal. Le saludé y pregunté. Me dijo que el horario de apertura era a las 10:30 horas. Fue muy amable y proporcionó un folleto de la fortaleza e indicaciones como que es mejor visitarla los sábados porque hay actividades. De todas formas lo ideal es llamar antes al Ayto. de Lorca y preguntar. Cuando llegué al exterior había dos vehículos de la policía municipal. Desde luego es un sitio tranquilo y bonito desde el que se domina gran parte de la ciudad.