Laberinto de pasiones

El blog de zahorin

Hay tantas verdades como personas y circunstancias

17 de Mayo, 2007


Plantar césped para que quede como una alfombra verde

Publicado el 17 de Mayo, 2007, 19:33. en General.
Comentar | Referencias (0)

Primero hay que escoger el tipo de césped más adecuado al clima.

Si hace mucho calor en verano recomiendo mezcla y si hace muchísimo calor y además el suelo es pobre, salino y el agua no es abundante o es salina, etc. recomiendo la grama americana: penicetum clandestinum (hablo de memoria y puedo estar metiendo la pata con el latinajo).

Esta explicación es para estos casos extremos o que se quieran las mínimas molestias.

He de aclarar que no soy jardinero, pero he tenido casi 2000 m2 de un césped completamente verde que parece una alfombra, es la envidia de los jardineros que lo ven y no me ha costado prácticamente nada.

Proceso:

  1. Se labra la zona
  2. Se quitan las piedras
  3. Se siembra con semillas (mezcla para zona cálida. Esto es para obtener pronto césped y que sirva de sombra y retención de agua a la grama americana hasta que crezca ésta de crecimiento más lento). Procurar elegir un día que no haga viento.
  4. Se rastrillan las semillas para enterrarlas superficialmente.
  5. Se echa una fina capa de mantillo sobre toda la superficie. Esto es para el césped porque la grama apenas necesita nada especial.
  6. Lo ideal, y más barato, es conseguir de algún vecino o sitio público, (pedir permiso), grama arrancada de algún sitio, siempre hay sobrantes, muchos sobrantes. Se cortan trozos de grama con tres nudos o yemas, al menos, en cada corte. Con una azada o herramienta similar se van introduciendo los trozos de grama en el suelo de forma que el tallo, con los nudos (yemas), queden dentro de la tierra y alguna hoja fuera, para recibir energía solar. Basta con un golpe de la azada, sin sacar de la tierra, se mueve hacia atrás, se introduce el trozo de grama, se levanta con cuidado la azada y se pisa con el pie para cerrar el corte en la tierra donde se ha depositado el trozo de grama. Como debe estar recién labrado no cuesta trabajo hollar la tierra. Para más comodidad y rapidez una persona puede ir cavando y otra introduciendo la grama.
    Si no se consiguen trozos de grama adulta habrá que comprar semillas, es muy cara, y añadirlas a la mezcla del paso 3.
  7. Se pasa un rulo para asentar las semillas. El rulo es caro y para una vez no compensa comprarlo. Se puede alquilar. Yo opté por acudir a una fábrica de tubos de hormigón para agua de riego. Les pedí que cortaran la boca más ancha para dejar la superficie uniforme y lo utilicé como rulo por un coste ínfimo. Ahora bien es poco manejable y hay que ser algo mañoso y fuerte. Lo movía con los pies, incluso llegué a hacer pinitos circenses subiéndome encima. No es demasiado difícil. Trabajas y juegas al mismo tiempo. Si hay algún niño seguro que se apunta para pasar el rulo así, aunque estará más tiempo jugando que trabajando.
  8. Se lanza abono, amonio, en toda la superficie.
  9. Se riega abundantemente hasta que esté encharcado. Y el terreno debe seguir encharcado hasta que aparecen los brotes. Si es en primavera y zona cálida es una semana ya habrán brotes. Si no se tienen aspersores automáticos enterrados se pueden usar de plástico barato en los extremos de las mangueras. Pensar que si la superficie sembrada es grande tenemos que ser capaces de llegar a todos los rincones SIN PISAR. No se puede pisar hasta que los brotes estén crecidos y se realice la primera siega. Yo me apañaba lanzando la manguera con el aspersor como un cowboy el lazo. Después giraba la manguera hasta que el aspersor estaba en el lugar adecuado.

Confío en no haberme equivocado. Hace ya años que sembré y no he tenido necesidad de repetir. Me he limitado a segar y regar el césped.

Aquí podéis ver alguna foto de la pradera verde de césped.