Laberinto de pasiones

El blog de zahorin

Hay tantas verdades como personas y circunstancias

19 de Abril, 2007


Construcción de tu propia casa

Publicado el 19 de Abril, 2007, 18:43. en General.
Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

Lo primero que hay que tener en cuenta es que si eres de ese tipo de personas que no te gusta "calentarte la cabeza" es mejor que te compres una casa diseñada, creada, construida, decorada y amueblada por otros.

Si no es así, y te apasiona diseñar, organizar, crear y colaborar en cada una de las fases de tu propia casa, el placer que te proporcionará te compensará todos los desvelos, preocupaciones y disgustos que, inevitablemente te causará.

También tienes que ser consciente de tus propias limitaciones. Es una tarea ardua y compleja y tienes que tener conocimientos de casi todo lo que tiene que ver con la construcción y decoración de lo contrario te puede quedar "un churro" caro y que no te guste ni tan si quiera a ti mismo, con lo que eso significa de posible transformación en un gasto en lugar de una inversión, como debiera ser.

También te tiene que gustar relacionarte con la gente y disponer de la suficiente empatía para seleccionar, tratar y negociar con múltiples profesionales cada uno con su propia y peculiar personalidad. Si es así disfrutarás de esas relaciones e incluso harás amigos.

Si careces de un mínimo de tolerancia y habilidad en este aspecto de las relaciones humanas y comerciales, mejor que lo dejes o puede resultarte muy frustrante y traumática, aparte de otras circunstancias penosas.

 

 

Rocalla, fuente y Santos en el cortacésped

 

Nunca he construido una casa desde cero, pero sí he realizado reformas y transformaciones con mayor y menor importancia y profundidad de varias casas.

Por si acaso quiero decir que mi extracción social es muy humilde. Me casé sin trabajo y apenas disponíamos para pagar de un alquiler. Posteriormente compré mi primera y sencilla vivienda, 4º piso sin ascensor. Tras hacer una pequeña reforma y decoración la vendí y compré un piso nuevo. Fue mi peor inversión. Todavía no era consciente de lo que averigüé tiempo después: que, en mi caso, lo más rentable es adquirir viviendas usadas en mal estado y reformarlas, pues es donde más puedo intervenir y proporcionar valor añadido.

 

 

Chalet y piscina

 

Otra decisión a tomar es si construyes en campo o ciudad. En ciudad los precios finales son mucho mayores por la carestía del suelo. Además tienes más cortapisas legales y espaciales para construir.

En el campo también puede ser muy caro si lo haces desde cero y tu municipio es muy exigente o no hay suministros cercanos de agua, electricidad, etc. Incluso estando cercanos, por ejemplo, en el interior de tu casa, puede ser que te resulte caro si la compañía suministradora de electricidad te obliga a construir un transformador, porque la línea esté saturada.

Es conveniente que antes de empezar te informes de todas las circunstancias relacionadas con la obra.

 

 

Parte del salón de la planta superior  abuhardillado

 

Tampoco deberías admitir o conformarte con un contrato que te presente el constructor. Debes ser capaz de leer, comprender y modificar ese contrato y cerrar todas las posibles fisuras que te puedan perjudicar en un futuro. Ni tan si quiera me conformaría con acudir a un abogado generalista. Aunque más vale eso que nada. Lo mejor es que te informes de los problemas más comunes que suelen surgir en una construcción e intentes anticipar su posible solución y acuerdo con el contratista. Algo que, a mi entender, nunca debería faltar es una penalización pecuniaria al contratista por cada día de retraso en la finalización de la obra de lo contrario puede ser que te de un ataque de nervios si observas que hay días que no vienen a trabajar o envían un solo albañil, etc. y van pasando los días sin que parezca tener fin tu ansiada casa.

 

 

 Salón y pasillo de la planta superior del chalet


Procura tener muy bien pensado lo que quieres hacer previamente. Cualquier insignificante cambio suele ser aprovechado por el contratista para cobrar cantidades adicionales que te parecerán abusivas o escandalosas. Cualquier cambio debes volver a pactarlo, redactarlo y firmarlo con el contratista. Si te dice que no hace falta, que vuestra palabra es suficiente. No te conformes. Tienes todas las papeletas para llevarte un gran disgusto y… salir perdiendo.

En teoría deberías descender al máximo detalle como por ejemplo el tipo y tamaño de azulejos con los que vas a alicatar. ¿Te parece excesivo? Pues si no lo haces te puedes encontrar con que después el contratista se niegue a alicatarte la cocina o el baño de tus sueños con esos azulejos coquetos y pequeñitos, esos listelos y cenefas tan bonitas, etc. Ten en cuenta que alicatar con tamaños pequeños lleva mucho más tiempo que hacerlo con tamaños grandes.


 Salón, puerta del patio y cocina del piso reformado.

Podéis estar seguros que el piso cutre que adquirí no se parece en nada a como lo dejé. :-)


Si apuras mucho el presupuesto después corres el riesgo que el mortero lleve una "desproporción" de arena respecto del cemento, por poner un ejemplo. Tendrás que estar "al loro" en todo momento. Deberás visitar la obra cada día, tanto por la mañana como por la tarde. Así si surge una equivocación se podrá; casi siempre, corregir a tiempo sin que conlleve demasiado gasto. Ten en cuenta que aunque puedas tener razón y hayan realizado un suelo o pared desnivelado o una mala colocación de muchos metros de pavimento caro; tener que sacarlo, reponer los rotos, volver a ponerlos, etc., puede hacer pensar al contratista que no va a ganar dinero suficiente y que le parezca más rentable dejarte la obra empantanada y "con el culo al aire". Y si no quieres discutir o enfrentar los problemas tendrás que quedarte con el "muerto". Las reclamaciones en los juzgados pueden ser larrrrrrrrrrrrrrgas e indeseadas. Ya sabes esa maldición gitana que reza "pleitos tengas y los ganes". :-(

 


 Barra cocina y salón


¡Ah! Y antes de dar el visto bueno al final de obra date unos días y ¡pruébalo todo! Luces, enchufes, desagües, etc. Es más fácil solucionarlo todo cuando las cosas son recientes y… falta por pagar algún pico. ;-)

Continuará…

 

En este enlace hay información sobre bioconstrucción.

En este otro enlace Varsavsky también habla de su experiencia algo traumática con la construcción de su casa.

 

 

 Cocina del piso reformado


 

Parte del patio del piso, que es un entresuelo


 

Esquina de la cocina vista desde el salón